Revista ChileLibre
Portada » Derechos Humanos: la variable de la física universal
Opinión Libre

Derechos Humanos: la variable de la física universal

Por @Mairatrix649

Bueno, si bien han sido muchos los edictos y códigos legales en nuestra historia que han buscado establecer un orden político, económico y social, los primeros indicios marcó los principios ciudadanos fue en la Revolución Francesa, con su Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano (frase de un usuario de Twitter, y amigo)

Los Derechos Humanos se han convertido en la tangente mencionada ulteriormente, ya que en los siglos de Historia se ha visto que los intentos de obtener la paz por nación han terminado en batallas y guerras que han dejado correr sangre y se ve aún hoy. Mucho antes de su aparición no era cosa de solamente vivir a la suerte de la olla; la justicia de entonces se basaba en linchar al primero que se cruzara en el camino, sin abogacía que te defienda siendo culpable o inocente y ¡bum!, las condenas basadas en horcas, guillotinas, tablones en altamar y muchos etcéteras que incluían la tortura a priori.

Eso también se incluía en las formas que uno trabajaba independiente de la profesión; era cosa de dedicarse a eso hasta el fin de sus días, principalmente en la servidumbre hacia el poderoso, sin derecho a descanso, salud, educación y a la primera protesta, la reprimenda era casi siempre sinuosa. No todos los sirvientes vivían de una esclavitud insalubre, sin embargo la mayoría de los casos era ser obediente y punto.

Obviamente, no todos estaban de acuerdo con la situación ad humanitas, pues el desorden que causaba las ejecuciones sin estudios anteriores para aclarar los casos donde una persona fue asesinada, secuestrada, uno que otro etcétera, las muertes llegaban a empatar a lo que causaban las pestes y podría decirse que más de lo que historiadores decidieron borrar–, la mente de la humanidad como un ser salvaje que gusta ver la sangre correr, terminaba siendo tildada para todos y que concluyó normalizado por varios siglos hasta entonces.

Pero, la llegada de la variable no fue tan joven y simple como muchos piensan. Mientras la constante hacía lo que se le daba la gana en forma de Ser cargando la guadaña bajo crímenes, ejecuciones, abusos de poder especialmente donde las Industrias estaban en su auge, en 1789 por primera vez en la Historia se hablaría bajo una pequeña Asamblea Nacional Constituyente sobre el poder detener dicha masacre bajo un sistema feudal antiguo y daría el nacimiento de una revolución, lo que sería solo la semilla sembrada y con el tiempo ella germinaría lenta pero indetenible planta de la tangente que daría la oportunidad de la humanidad mostrarse como un ser de raciocinio. La gran mencionada Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano compuesta por diecisiete artículos que dio por consiguiente una serie de revueltas pros y contras, entremedio la histórica Toma de la Bastilla que sería como un punto cúlmine para otras ciudades y países cercanos que dieron el movimiento del peón en el más inesperado casillero y daría el Jaque Mate que muchos ya ansiaban.

Obviamente no fue cosa fácil; a pesar de los levantamientos, el otro lado de la balanza asociada al conservadurismo y sinónimos conocidos, dicho elemento subía y bajaba en el penúltimo siglo y más adelante poniéndose color de hormiga, causando un huracán de dimes y diretes; los por qués de llegar a la crueldad del hombre hacia el hombre todo para satisfacer los deseos del poderoso mediante imágenes y sonidos subliminales que terminaron por pegárseles y olvidar el sentido de la razón que la raza humana hereda, desarrolla y comparte. No hubo excepciones en batallas, guerras y protestas; las muertes y torturas estaban a la orden del día y fuera de control, en el cual aunque pongan los números en los libros de Historia, siempre estará ese cuestionamiento del número exacto; si acaso son más o menos, pero que hubieron muertos de manera injusta, ocurrieron.

La evolución de la expansión de dicha Declaración fue a la vez rápida (Europa) y lenta (América) a la vez, entre las peticiones más altas fueron el sufragio Universal, derechos laborales, inclusión femenina, libertad de expresión y prensa, entre otros que no hace mucho han sido aprobadas.

Se le daría más relevancia después de la Primera Guerra Mundial bajo la creación de la Sociedad de las Naciones, sin embargo, no iban para todos los países en cuanto a proclamar derechos civiles. Apenas en 1945, la ONU daría el pie inicial dando la Declaración Universal de Derechos Humanos después de la masacre de millones durante la Segunda Guerra Mundial (sin excepcionar la Primera), basado en treinta códigos, donde de a poco otras entidades se sumarían, como la UNICEF, ONUSIDA durante los ochenta, la OMS y otros más de igual importancia.

Estaba en tres etapas: Derechos civiles y políticos. Segundo, basado en económicos, sociales y culturales y la tercera sobre paz, justicia y colaboración entre otros países.

Entre los y las destacadas que dieron el pie inicial en cada época, juntos y/o por separado a favor de dichos han sido Albert Einstein, Simone Weil, Nelson Mandela, Joseph Stiglitz, Dalai Lama, Martin Luther King, Robert Owen, Chimamanda Ngozi Adichie, Tawakkul Karman, Wu Rongrong, Clara Campoamor, Bertha Lutz, Johana Izurieta Montesdeoca y María Teresa Blandón, entre muchos otros.

Sin embargo, a pesar del largo camino que ha recorrido dicha Declaración, aún se ve que tiene mucho qué recorrer a sabiendas que en las últimas décadas hasta el día de hoy, muchos países desarrollados o no tanto aún rige la principal desigualdad que ha dejado a muchas personas en un estado de abandono cívico, donde tienes que tú mismo y con todo el sacrificio del mundo lograr tener una vida lo más plena posible. Sea cierto que uno puede vivir independiente y todo eso, sin embargo, aun está eso de la llamada “clase” de la que te preguntan a diario y ver si (sobre todo el Estado) te dan el beneficio que debería ser para todos y todas. Las crisis políticas de varios países está basado principalmente en eso: la mencionada Desigualdad y algunos ponen que no se trata de algo político, cuando todo lo es para dar así una conversación necesaria de qué se puede solucionar respecto a los temas que pueden dar, sin importar de qué lado estás. La idea es ver, analizar y solucionar, siempre y cuando beneficie a la gente en base a los derechos básicos, como la salud, educación, igualdad de género, que den esa vida larga y jubilosa, en el cual la última palabra se ha vuelto lamentablemente parte de una trama terrorífica que nadie quiere pasar.

Muchos países como Chile están pasando por situaciones muy perturbadoras mientras nos ponen en/la pantalla que viviendo en un país donde los edificios abundan, la mente materialista y cosas por el estilo, las hace una vida feliz. Lo que alegra saber es que no todos creemos esa historia de vino y rosas mientras tanto el Estado como el gobierno envían a lo que considero personalmente como “mascotas”, a callar lo que intentamos gritar a diario, ya sea oral o escrita las injusticias por la que nos hacen pasar a diario, especialmente si no eres de altos recursos y los Derechos Humanos son solo para ellos. Incluso y con mero descaro un presidente se pasa de la raya como si nada a tratar a la gente que pide justicia como el “enemigo” poderoso y lo soluciona declarando una inexistente guerra callando a la vez que corre sangre, de la cual no niego el hecho que ellos deben de estar riendo cuando se sabe la existencia de detenidos, torturados, muertos, gente que quedó sin extremidad, sin un ojo, dos, ¡hasta desaparecidos en la actualidad! Algo que ocurría en dictadura, ahora bajo un gobierno que le daba altares a esa época sangrienta, repitiendo con alevosía los hechos de las cuales esta vez, con la tecnología que antes se basaba en cartas y poca cobertura periodística, las redes sociales han sido una ventaja porque además que se puede compartir a nivel mundial y hacer denuncias para así y ojalá pronto detener esta masacre de los últimos cincuenta días y la televisión que dice ser abierta, están tapando con tanto noticias sobre compras y viajes, historias inventadas, detenga esa rutina por siquiera una vez e informar lo que debería corresponder y mostrar el descontento que sigue vigente por años; Ahora con más ira que nunca.

¿A quién le debemos ese despertar? A quienes creíamos que vivían en un mundo de redes, fotos de sí mismos y juegos eternos. Se sabe que los niños son quienes muestran la veritas mediante dibujos, opinión y expresiones físicas. Lo mostraron ese día; nos dieron una lección cuando adultos los juzgaban (y siguen haciéndolo, menos mal pocos). Mucho antes protestando por la precariedad con la que debían estar pasando en sus escuelas, colegios, liceos y tenemos recursos como país para darle lo que necesitan para tener una educación completa, pero todo eso sigue yendo para mimar al armado y millonario, y pobre el o la que diga lo contrario o será declarado “enemigo”. Fue un grito masivo que nos decía que el estado y gobierno seguían violentando los Derechos Humanos no francamente de forma encubierta, sino más permisiva y pasamos de largo lo que nos hacían después de tantos años de lucha que incluso se pensó perdida.

Más fue una siesta que se tomó la gente de este país, hasta que finalmente los niños se levantaron primero de sus camas para saltarnos encima y decir que ya había llegado el momento de despertar y en masa para exigir esa igualdad de derechos que hace más de dos siglos ha intentado plasmarse de manera concreta e indeleble y poderosos intentaron borrarla del mapa. Después de tanto ya deben de saber que ya no se puede y deben aprender a usar la palabra “compartir”. Deben de saberlo bien si han tenido de todo para educarse incluso en el extranjero, ¿cómo no pueden tener clara esa palabra además de que los Derechos Humanos son para toda la raza humana? La palabra está clara y no hay división respectiva.

Actualmente y en menos de dos meses llevamos más de veinte mil detenidos (incluyendo a menores de edad sin justificación alguna), más de trescientas personas que han perdido un ojo. Una veintena de heridos y un sinfín de denuncias por vejámenes a especialmente en contra de mujeres y niñas, y quienes nos gobiernan no solo callan, como dije anteriormente. Elementos como ese son claramente violaciones a los Derechos Humanos que tanto costó que se concreten sin embargo no al cien porciento en las bases de que gobiernos de otros países están haciendo lo mismo, ya sean igual o peor y olvidan lo que somos; lo que se supone que es la variable de la física, tratan de borrar esa palabra como si también fuese una enemiga. En vez de caminar lado a lado hacia la cima, los rencores y la desigual educación que recibe cada uno se vuelve una pócima con muchos efectos secundarios que incluyen el karma para especialmente quien suelta rencores y sin motivos. Por esa y otras razones no debemos bajar los brazos aunque se ve que están ya cansados porque siendo todos los días las marchas (un testigo colocó que en dictadura las protestas eran de una vez al mes); debemos hacer recordar a gobiernos como el que tenemos ahora (2018-2022) y repetirles mil veces como a un niño mimado que no quiere asumir responsabilidad de la travesura que arruinó a otros niños al lado. Sabemos que es tedioso pero de opciones no hay muchas, sin embargo hay que usarlas todo el tiempo posible y lograr no solo la igualdad de derechos como persona, sino que se condenen las violaciones y quienes las ejercen. Sabemos que no será de la noche a la mañana y los pasos son lentos, pero esa constante sí puede obedecerse y obtener la justicia pronta y decir así hacia quienes empezaron con dicha Asamblea hace ya siglos atrás; que valió la pena sus esfuerzos, que hemos tomado varias Bastillas que darán a la victoria basada en igualdad, hermandad y fraternidad.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.

Publicaciones relacionadas

Pacto social con los mismos actores es renovar la burla al país

Arturo Alejandro Muñoz

Democracia sin Bastardos (Repudiar al Nazismo)

Daniel Romo Vega

¿Por qué la derecha defiende con dientes y muelas el sistema AFP?

Arturo Alejandro Muñoz

Deje un comentario

Este sitio web utiliza 'cookies' para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero eres libre de no participar si así lo deseas. Acepto Leeré más