¿Hasta cuándo?

Al momento de decir «hasta cuándo», es en esto que me baso, nos hemos quedado como ciudadanos también solos, sin autoridades competentes, con una tropa de ineptos que usan y abusan del poder, cocinan en la madrugada un acuerdo de paz trucho y luego nos enredan todo entre un Apruebo y un rechazo, mandatados por nadie, como siempre armando sus entuertos entre 4 paredes.

Por Manuel Martínez Opazo (@capitancianuro)

ESTOY TRISTE, enrabiado. Tengo ira, no quiero desear así. Chile está otra vez herido y en el mismo lugar, creí que habíamos sanado; pero nada, nos volvieron a dañar las alas; qué dañar, nos volvieron a herir en medio de la dignidad de un pueblo que pide libertad. Somos muchos los que hoy despertamos, pero nos siguen jodiendo como si fuésemos peligrosos, incluso invierten los valores y sienten que un 6% es más que el 90% de los chilenos que nos aburrimos de tanto abuso y degradación, por lo mismo como nos ven despiertos han comenzado a matarnos.

Ayer me dicen que no hable, que no diga que Piñera es un asesino, que cuide mis palabras, que me preocupe de mis pasos, ¿que acaso deseo un golpe de estado? Me pregunto por qué tanto debemos soportar, nos han asesinado hermanos de un mismo suelo, esos que usan la misma bandera, nos han mutilado hermanos, esos que cantan el mismo himno patrio. Nos hacen pensar que somos los malos, cuando ellos son quienes han provocado todo este horror y caos.

El presidente de la Cámara de Diputados habla de que no es posible que los capuchas entren al Congreso Nacional y ellos tienen diputados cómplices de los peores horrores de la dictadura y ahí no dicen nada, por qué no se meterán la lengua en donde mejor les acomode.

¿Hasta cuándo aguantar? Nunca olviden que una acción tiene consecuencias y trae reacciones. Hasta cuándo decirles que esto que le llaman paz no existe, que esa mal usada palabra “paz” sin justicia no tiene base ni solidez, se han inventan la paz para quedar bien con quién sabe quién.

Piñera dice que siente la soledad del poder: hace unos días caminaba por los alrededores del palacio de gobierno en completa soledad, enrejado para que nadie le fuera a interrumpir su caminar y tampoco le pudiesen funar. En esta misma soledad fue en la que determinó declarar una guerra contra su propio pueblo. En el aislamiento de su oficina no ha hecho nada para evitar los daños oculares, ni reconocer ese terrorífico error, desconoce las torturas y las violaciones por parte de carabineros que en forma sistemática han actuado en contra de manifestantes y ciudadanos. Solo, sin escuchar las legítimas demandas sociales, insiste en la represión.

Él siempre ha estado solo, tomando decisiones personales para amasar su grosera fortuna, como especulador financiero, varios hablaban de este gran empresario y jamás levantó una empresa, todo lo ha creado desde la especulación, la mentira o engaño usando información privilegiada para comprar acciones no sólo en LAN, sino en varias otras empresas. Eludió impuestos con las empresas zombies, desfalcó el Banco de Talca, fue declarado reo y no por lindo como le enrostró Manuel José Ossandón; dijo que votó No en 1988, otra mentira, cuando luego respaldó la campaña de Büchi y años posteriores se convirtió en el único orador para que Pinochet fuese liberado en Londres. Piñera es así: personalista, apresurado, codicioso, egoísta, mentiroso y con claras actitudes ruines; entonces es lógico que se sienta solo, aunque esté rodeado de cómplices, alcahuetes e ineptos.

Un hombre millonario muy pobre, la paradoja de quien obra mal, de ese que tiene en su rostro reflejado el horror de sus actos, se ha quedado solo dentro de su estado de muerte, no podrá moverse nunca más tranquilo. No sólo el ciudadano a pie le aborrece, es una comunidad internacional completa que lo indica como lo que es, un canalla.

Pasará a la historia como uno más de los varios deleznables presidentes y dictadores que ha tenido esta república; ocupará un cuadro especial con Pinochet, González Videla, Ibañez del Campo, entre otros.

Hasta cuándo tenemos que ver a este hombre en pantalla como si acá no hubiese pasado nada, escuchar a su vocero de gobierno como que estuviese alentando a los chilenos a una suerte de competencia de campamento scout, teniendo que soportar las aberraciones de juezas que desde su plataforma de privilegio denostan a las víctimas y enaltecen a los asesinos, para que luego les funen y salga el trasnochado diputado Walker indignado por lo que le hacen a la pobre jueza, pero sin decir nada de cómo hay muchos que sufren día a día las atrocidades del furibundo gobierno. Cuando veo a esta oposición, siento que no estaríamos muy diferentes con ellos en el gobierno, es cosa de leer en su momento a Insulsa, que por cierto prefiere irse de vacaciones el “sociolisto” y no hacer lo que le demanda Chile, votar la acusación constitucional para destituir al intendente Guevara.

Al momento de decir «hasta cuándo», es en esto que me baso, nos hemos quedado como ciudadanos también solos, sin autoridades competentes, con una tropa de ineptos que usan y abusan del poder, cocinan en la madrugada un acuerdo de paz trucho y luego nos enredan todo entre un Apruebo y un rechazo, mandatados por nadie, como siempre armando sus entuertos entre 4 paredes.

Chile despertó de todos estos absurdos, Chile merece nuevas autoridades, un nuevo pacto EcoSocial y de sobremanera urge que se vayan todos para refundar esta república con gente nueva y no de este cajón de manzanas podridas.

Deja tu Comentario

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *