Este día es muy especial para el equipo de columnistas, editores y asistentes de Revista Chile Libre. Y es que fieles a nuestro crecimiento -suave y paulatino- dentro de los medios de opinión independiente en Chile hemos decidido refrescar la imagen de nuestra página web para que usted pueda enterarse con más facilidad del lanzamiento de nuevas columnas.

EL LEMA de la revista ha cambiado de “Resistencia es Dignidad” a “Dignidad es Resistencia”. En cierto modo queremos expresar la reciprocidad de ambos conceptos en un período tan sensible para el pueblo de Chile. Porque no sólo se ve expuesto a la represión, a detenciones arbitrarias, torturas y muertes; ya no basta con la cesantía y la falta de oportunidades para nuestros jóvenes; tampoco es suficiente el dolor de la gente puesta en campamentos donde no tienen derecho a agua potable y menos a alcantarillado. Ahora, por si fuera poco, el pueblo debe soportar los peores males de la pandemia por el coronavirus: el hambre y la muerte. La dignidad de un pueblo es, a nuestro entender, su resistencia a la injusticia social, y nuestra revista se compromete plenamente a esta causa.

Hemos decidido mantener el “modo oscuro” de nuestra página por dos motivos: el primero es, indudablemente, la forma que hemos adoptado de simbolizar el duelo por siglos de usurpación y muerte que el pueblo de Chile ha debido soportar sin siquiera recibir un solo acto verídico de arrepentimiento y reparación por parte de la clase que sistemáticamente ha querido subyugarlo. El segundo, más mundano pero no menos importante, es que este modo de lectura permite el ahorro de energía en teléfonos celulares y notebooks, contribuyendo a mantener consumos de batería razonables para sus usuarios. Así usted podrá ser libre de ver nuestro contenido en cualquier momento y lugar para enterarse del pensamiento crítico y análisis contingente de nuestros columnistas.

El equipo de columnistas, a los cuales usted ya debe identificar, permanece tal cual, al igual que la línea editorial. Sin embargo, pronto habrá nuevas secciones que estaremos anunciando oportunamente tanto en nuestra web como en Twitter, Facebook o incluso nuestro canal de Youtube.

Nos permitimos subrayar el punto sobre nuestro compromiso con la prensa independiente. Porque no pretendemos ser una nueva escuela dentro del contexto en que se desarrollan los hechos de este nuevo siglo; tampoco intentamos revivir el estilo de medios de comunicación extintos bajo el neoliberalismo salvaje existente en Chile que intenta -y logra, muy a nuestro pesar- exterminar a medios opositores con la anulación de publicidad y centrando nuestros réditos económicos en el simple reconocimiento del lector o, simplemente, del simpatizante a nuestras ideologías. Cada uno de los integrantes de la prensa independiente conoce este sensible tema y es por eso por lo que contamos con nuestros lectores. Y nuestro apoyo recíproco es, por cierto, muy importante.

Lo que ha nacido como un blog de opinión personal hace poco más de dos años se ha transformado en una nueva web de opinión que no intenta convencer al lector de nuestros pensamientos, pero sí forjar el debate necesario en tiempos en que la vieja Guerra Fría (muerta y podrida en países de Europa y Asia) parece reverdecer en nuestro país, amparada en una rancia oligarquía que ha vuelto indolente a un estado que no parece reaccionar al clamor y súplicas de su pueblo.

Por eso, no lo duden: mientras haya esperanza de la justicia social que el pueblo merece, habrá Chile Libre. Y cuando esa esperanza sea un hecho tan tangible como los males que percibimos entre nosotros, queremos estar ahí para poder contarles a las nuevas generaciones lo ocurrido, para que nunca más en Chile se vuelva a repetir.

¡Muchas gracias!

Deja tu Comentario

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *