Las redes sociales están dando un golpe muy duro a la política mundial. ¿Saben ustedes que si una persona no está inscrita en algún partido político es imposible que acá en Chile lo ayuden? Los tan nombrados DD. HH. (Derechos Humanos) no los toman en cuenta.

LOS DERECHOS HUMANOS son inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

Eso es lo que dicen de los DD. HH., pero en la práctica no se cumple.  Un compatriota recurrió a esa entidad destinada a la protección y promoción de los derechos humanos en Chile. El fue en dos oportunidades a pedir ayuda y se le negó auxilio.

La persona encargada en la Oficina le dijo: «nosotros no podemos ayudar a una persona sola, no estamos para eso. Sólo ayudamos a grupos políticos o grupos de personas que estén organizadas, pero a una sola persona no lo hacemos, no podemos».

Esa fue la respuesta de esa entidad; o sea, todo aquel que no esté inscrito en algún partido político, no existe para ellos. Entonces ¿cuántos millones de personas están siendo ignoradas y son violados sus derechos en Chile y el mundo?

Este señor fue perseguido por agentes del estado chileno; ha sido incriminado, hecho prisionero maliciosa e irregularmente, sufriendo crimen de lesa humanidad. ¿Y les fueron negado sus derechos?. Él tiene una lucha personal contra la corrupción imperante y por no tener justicia y no ser escuchado por las autoridades institucionales y entidades. Y está usando las redes sociales cómo móvil para dar a conocer su historia.

Deja tu Comentario

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *