Revista ChileLibre
Portada » Todos juntos cambiamos la Historia
General

Todos juntos cambiamos la Historia

HAN GOBERNADO porque el individualismo les permite hacer ya que la gente no se une. Solo pensar que si todos dirigiésemos nuestro caminar y molestia para un mismo lado  colapsará el sistema; pero dile al desclasado que se mueva o se haga cargo de su historia: seguro no lo hará porque se siente distinto, se comió el discurso de que ‘somos diferentes’ y que ese aspiracional no comprenderá que al final él es también otro más del montón, que le atraviesan las mismas leyes y normas, que le tienen -igual que al resto- para la patada y el combo, que no hay un ascenso a una súper clase o para  entrar en la elite, ya que esos no tienen espacio para el resto y desde su ‘olimpo’ nos miran para abajo y nos hacen saber que somos masa , chusma maloliente, rotos de ese pueblo que ellos han determinado dirigir.

Los gobiernos se sustentan en el individualismo colectivo, una cosa es creer que estamos despiertos y la otra diferente es estarlo.

Vemos como la TV penetra, nos hace creer una realidad que han construido con nuestra somnolencia, nos llenan a diario de actos delictuales, nos mantienen hace meses encuevados -“confinamiento” le llaman-, dicen que es por nuestro bienestar y salud, pero ni ellos saben cómo se libra uno del mentado virus, han creado montones de malas iniciativas; mientras por un lado solicitaban que nos cuidásemos por el otro abrían los Mall y pedían que la gente concurriera a sus trabajos; claro, la economía es primero, nunca lo olviden. Al mismo momento los medios masivos sentaban en el plató del entrevistado a algún delincuente de cuello y corbata, al cual le temen o le sirven.

Antes de todo se nos dio la hora de elegir presidente y nos arrinconan entre dos alternativas, algo así como demócratas y republicanos; ojo, que esto no es solo propio de Chile: observe lo que sucede en Colombia, Argentina, Uruguay, Brasil, México o en USA, son plantillas calcadas para que la masa actúe de cierta forma muy uniforme. En este individualismo que nos han sumergido es quien no nos permite salir del remolino, ahí nos mantienen, nos damos vuelta y si bien vemos la orilla no sabemos cómo llegar a ella.

Le pregunto, ¿usted irá a votar en el plebiscito del 25 de octubre? Seguramente muchos obviarán esta pregunta, otros darán la respuesta del cómodo: ‘¿Y para qué?, Al final no se consigue nada…’ Algo así como cuando se te dice que votes en las elecciones próximas y lo primero que comentas: ‘Son siempre los mismos’; y cómo no, si hemos dejado que los espacios sean ocupados por esos mismos, ¿en qué momento TÚ TE HACES CARGO DE TU VIDA Y ENTORNO y participas activamente?

¿Sabías que de ti depende que cambie todo? Pero ojo, que no sea de esos que espera que todo cambie para que al final todo siga igual.

El 25 de Octubre tenemos la posibilidad de iniciar un proceso constituyente histórico y único,  dejo siempre en claro que no es de mi agrado cómo se hizo esta fullería donde los políticos metieron la cola ese 15 de noviembre del 2019, pero son las cartas que mejor hoy podemos jugar, ya que hay una posibilidad concreta de aprobar el inicio de una nueva constituyente para crear una Constitución que sea establecida por todos, o al menos no en cuatro paredes, como todas las anteriores que han regido Chile.

Hemos llenado las redes sociales con especulaciones: al primer posteo del otro que nos parece convincente lo hacemos propio, no averiguamos la fuente, no nos interesa si lo que dice es verdad o es producto de su imaginación, menos nos damos el tiempo para saber que lo que está colgado en el muro de un amigo viene de otro especulador o facineroso del momento, la idea es colgar cualquier pendejada y llenarnos de like, total siempre hay un simio esperando no leer más que el encabezado y poner un ‘me gusta’, estos son muy cercanos a rechazar todo cambio posible, seguro usted tiene uno cerca, ojalá no sea usted mismo.

Aparte de especular, relativizamos todo, total estoy protegido tras mi computador, desde ahí puedo disparar con ventilador y si a alguien molesto me da lo mismo, lo digo porque yo en algún momento lo hago también, solo que cada día indago sobre la fuente, a la hora de hacer mía una noticia o algún rumor que inunda los muros de RRSS. No es malo darse el trabajo de leer todo el artículo que me atrape su titular, saber si hay alguna raíz que respalde lo que se está planteando, no dejarse llevar por el impulso o esa ideología que nos hace caer en el desprestigio del otro, que al final cuando se sabe que es solo una especulación el único que se desprestigia es uno.

No me olvido nunca de que hace unos años atrás di por muerto a un amigo, en una forma de responderle a quien me preguntó por él ‘se murió’. Ésa fue mi respuesta, la cual se hizo de tal magnitud que el afectado, estando fuera del país, recibió la noticia que estaba muerto. Como ven, se puede especular, se puede fanfarronear y si lo dices con autoridad terminarás siendo creíble; más es bueno dudar, quien cree no aprende.

Todo lo anterior se resume porque en los próximos días y semanas, nos llenaremos de propaganda especulativa, volverán los fantasmas del ‘Chilezuela’, que no les resultó, pero lo seguirán utilizando: no se deje engañar, provocar y por, sobre todo, concurra a votar informado. El proceso de una nueva constitución se inicia el 25 de octubre, desde ese momento comenzamos a cambiar la historia, nuestra historia.

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia.

Publicaciones relacionadas

Seis universitarios futbolistas concentrados en conocido burdel del ‘chico Lucho’

Arturo Alejandro Muñoz

Cuando la ficción altera la realidad: falsificaciones históricas y su impacto en Chile y el mundo (II).

Felipe Pezoa Dittus

AGRADECIMIENTOS A DANIEL ROMO VEGA Y DOS PAISES

Carmen N. Gazmuri

Deje un comentario

Este sitio web utiliza 'cookies' para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero eres libre de no participar si así lo deseas. Acepto Leeré más