Inicio Sin categoría Convención Constitucional y aceptación de Quórums ContraMayoritarios: Mujeres y Hombres Libres, queriendo ser Esclavos…

Convención Constitucional y aceptación de Quórums ContraMayoritarios: Mujeres y Hombres Libres, queriendo ser Esclavos…

0
Convención Constitucional y aceptación de Quórums ContraMayoritarios: Mujeres y Hombres Libres, queriendo ser Esclavos…

BIEN DISCUTÍAN en Carolina del Sur (EE.UU.), sobre el propósito real de la guerra de independencia: ¿Solo por orgullo ciudadano, o para cambiar realmente las cosas? (En pos de la nueva nación americana) … porque ciertamente 3000 tiranos a una milla en rededor (asamblea de ‘honorables’), podían ser tan autoritarios como un Tirano a 3000 millas de distancia (el Rey de Inglaterra).

Cuando estalló la Guerra de Independencia (contra Inglaterra), había esclavitud en EE.UU. Se le denominaba como ‘El Nuevo Mundo’, pero era igual que el viejo

Los patriotas ofrecían libertad futura a los ESCLAVOS por unirse y luchar junto a la milicia patriota; pero en el intertanto, soldados blancos racistas, solían vituperar públicamente a los milicianos afroamericanos: ciertamente, su idea de libertad era tan pálida como su piel…

Los ingleses por otra parte —tras la invasión— prometían libertad (otorgada por el rey) a los esclavos que lucharan por la corona; y a los que ya eran libres, les pregonaban que tendrían el honor de unirse a las huestes del ejército de Su Majestad

Muchos de esos esclavos, por medio de sus postreras generaciones, contemplaron como miembros del pueblo afroamericano (que otrora luchó para obtener la libertad, incluso para aquellos que les esclavizaban) debieron dar una segunda guerra por su libertad; por ejemplo, por medio de la valentía de Harriet Tubman, quien se caracterizó por no negociar con la tiranía en pos de un futuro mejor…

Como se ha pregonado desde los tiempos de Temístocles: “¿A qué Nación le ha ido bien, negociando con la Tiranía?” 

El ejemplo moderno de Harriet Tubman fue tomado no solo por decenas de generaciones de Defensores de Derechos Fundamentales del Commonwealth, sino también a nivel planetario, ya que todo litigante de DD.HH. sabe que en este tipo de gestas se está escribiendo la historia.

El ejemplo de Harriet Tubman no es irrelevante para los Defensores de DD.HH. en Chile, pues tal como ella lo representó en su oportunidad (en que se rehusó a detener las liberaciones clandestinas de esclavos —por el ‘presunto peligro a la causa abolicionista’— mientras se esperaba que estallaran los aires de la Guerra de Secesión —que hace tiempo se sentían venir—, pero que no terminaron inmediatamente con la subyugación, la que solo inició un verdadero y muy lento camino de real abolición a partir de la ley de derechos civiles bajo la administración de LBJ):

[…] “Mi pueblo aún sigue sufriendo, todo tipo de abusos y execraciones, no solo enmascarados, sino también a plena luz del día…”

Chile, a lo largo de su historia ha tenido esclavitud, a plena luz del día, y también enmascarada; cuyos enclaves autoritarios persisten hasta el día de hoy, en las más diversas y sutiles formas jurídico-institucionales, como el legalizar el ejercicio de una labor humana sin protección —que es una forma enmascarada de esclavitud—, según lo establecen los fallos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Denegación Inconvencional de Titularidad Sindical; Denegación de reclamación de Indemnización por enfermedad profesional para funcionarios públicos en sede laboral; Privación de nulidad del despido por el ejercicio de una labor humana en organismos públicos —aun cuando estén impagas las cotizaciones previsionales—; Denegación Inconvencional del Derecho a Huelga para Funcionarios Públicos; Impunidad incluso Institucional en Casos de Acoso Sexual Laboral; etc, etc, etc).

Harriet Tubman vivió el flagelo de la desnudez forzada. Sufrió aquella execración. Hoy, en Chile, el desnudamiento forzado de mujeres detenidas es legal (conforme a la operatividad jurídica meramente interna —regulación chilena— sin considerar las prohibiciones y proscripciones establecidas en Tratados Internacionales).  

Luego, resulta atingente representar (para el tema que motiva esta publicación) que, en la actualidad, una muy relevante comunidad internacional (Federación Internacional de Derechos Humanos; Centro para la Justicia y el Derecho Internacional; Instituto Interamericano de Derechos Humanos; Comisión Internacional de Juristas; etc, etc, etc), ha puesto en boga la temática referente a los límites inconvencionales al Poder Constituyente, sobre todo cuando esos límites los impone un poder constituido que ha caído en ilegitimidad.

La paradoja del proceso Constituyente, es que nació para poner fin al Abuso Institucionalizado, pero por otra parte, muchos que son parte de aquel proceso, defienden la imposición de quórums contramayoritarios —dos tercios— que es, precisamente, una manifestación de ese Abuso Institucional, aún cuando saben que los mismos son contrarios a la naturaleza misma de una República Democrática, pues importan dar más peso a los votos de una minoría que privilegia el statu quo, por sobre la mayoría que quiere cambiarlo.

Frente a lo anterior, aparecen entonces aquellos que sostienen que ‘desde noviembre del 2019, Chile votó eso’, olvidando que En el Caso Gelman versus Uruguay la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ya resolvió que hay un ámbito de materias no susceptible de ser decididas por las Democracias:

Las Mujeres y Hombres libres no pueden pedirle a una República Democrática que les devuelva su esclavitud, por la sencilla razón de que en una verdadera República Democrática no pueden haber ‘Revueltas’ de ‘Esclavos’… y cuando las hay, es entonces cuando nos enfrentamos a una Tiranía de Facto

Y ese es el peligro de negociar con la Tiranía (bien lo sabía Harriet Trubman: como siempre, una mujer dando el ejemplo): […] Volver a una esclavitud en que, por el paso de los años, dicha cárcel se haga costumbre (obnubilando la dignidad), para terminar aceptando aquellos barrotes, desterrando todo halo de valor y anhelo de libertad…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here