Inicio Sin categoría Cuídate de los zorros con piel de oveja

Cuídate de los zorros con piel de oveja

1
Cuídate de los zorros con piel de oveja

LEVANTAR CANDIDATURAS A la presidencia de la república es un ejercicio que para algunos resulta atractivo. Qué extraño es ese interés en los tiempos que se vive: anhelar recibir la brasa caliente en sus manos depositada por el presimiente que deja una vara muy alta de desastres que, para recomponer, deberá lidiar entre una Derecha desquiciada y una Izquierda muy fragmentada y en algunos momentos hasta trasnochada, viudos y viudas que visualizan un país distinto en un territorio pequeño; más aún, cuando algunos sectores no han aprendido nada o muy poco, y si en algún instante existió unidad fue pegada con saliva: las consecuencias se comienzan a visualizar sobre todo hoy, cuando la carrera al sillón presidencial ya muestra cartas concretas.

En las recientes primarias presidenciales un número que no superó los tres millones y medio de electores concurrieron a las urnas a buscar la victoria de su candidato —ya sea de Derecha o de Izquierda— y al escuchar a más de uno de los electores, siento que su disconformidad se transforma en un inconformismo con quien les representa. Un conocido de Izquierda me comentaba hace unos días que al final había ganado la derecha con Sebastián Sichel y Gabriel Boric y, recíprocamente, otro conocido muy cercano a la UDI hacía similar comentario, pero esta vez afirmaba que había ganado la izquierda con los mismos protagonistas. Es decir, siempre quienes pierden buscan la justificación fácil, no es muy difícil especular en lo que no se dio o no fue… es como pensar que si mi tío tuviese tetas sería mi tía; en otras palabras, de donde nos instalemos es como visualizamos el panorama.

Luego, viene algo más deleznable como es el papelón que ofrece la ex Concertación y sus tres candidatos de cartón que han levantado para hacer una consulta ciudadana. Los tres fueron designados a dedo, porque a Carlos Maldonado también lo designó el Partido Radical sin consultar a sus bases; bueno, Paula Narváez es una suerte de Juan Guaidó, o sea, designada ‘por encargo’ y Yasna Provoste… ya sabemos cómo se viste de candidata, importándoles un pepino las primarias realizadas por el partidito de la falange y sentándose sobre la senadora Ximena Rincón, pero bueno, eso ya lo describí en mi anterior columna. Ante este panorama tan limitado es de esperar que el 21 de agosto que viene, el Pueblo no asista a votar a esa consulta: ese sería el mejor premio a la insensatez; no prestarse para entrar en el juego atorrante que han venido ofreciendo este grupo que ya sabemos lo que representan, y que con los años se convirtieron en parte del problema y no son para nada una alternativa de solución. Si el escenario político actual fuera un juego de Metrópolis, todos ellos deberían volver al punto de partida.

Ahora bien, no son los únicos que no aprenden de sus triunfos o derrotas: también vemos cómo ciertos grupos que nacen con motivos muy concretos, logrando que el poder se les muestre benéficos, intenta quedarse y pasa de ser un vehículo instrumental para un objetivo y luego se disuelve, y se hacen poseedores de un espacio y terminan diciendo que son los genuinos representantes del pueblo y de la Izquierda: me refiero a La Lista del Pueblo, que nacieron al más estilo del Partido Por La Democracia o Renovación Nacional, que en su momento eran móviles instrumentales para hacer que el proceso político tuviese una suerte de orgánica; colectividades hechas a la medida de quienes no se sentían partidarios de una Izquierda socialista o fraccionada y, así, ingresaran a ese vehículo instrumental y lo mismo por el lado de Derecha; el tema es que se les calentó la jeta —disculpen algunos oídos o lectores que no comulgan con este tipo de palabras soeces, pero mi deseo es ser directo y acá lo políticamente correcto es para otro momento… — sigo, bueno, La Lista del Pueblo se creó con el objetivo de agrupar a independientes que no vayan solos en la competencia electoral en las pasadas elecciones a Convencionalistas Constitucionales, entonces se buscó a gente que tenga afinidades de Izquierda, no militantes y —en lo posible— ser parte de los movimientos de base; hasta ahí, suena no solo bien, sino que además al crear esta estructura se logran armar lineamientos sobre cómo abordar estratégicamente una contienda electoral. Así nace un Poder Electoral Constituyente, arman una suerte de vocería, aparece un encargado territorial que hará la parte gráfica y visual —por cierto, ese trabajo es muy aplaudible— y hasta ahí todo bien; llegan las elecciones y se logran 27 escaños en la Convención Constitucional: todo un logro, cómo no lo va a ser si nadie visualizó a estos NN; fui testigo ­­— igual que usted— cómo los medios de comunicación tradicionales solo daban espacio a los rostros de siempre y alguno que otro que estuviese apadrinado por la Derecha que controla los medios. Pero nada, ellos desde su gran motivación y esfuerzo se impusieron y lograron para ese momento histórico una gran votación.

El tema no es complicado y nadie lo debería ni podría criticar, si no fuera porque algunos que no son Convencionalistas y que siguen autodesignados como voceros y cabeza ejecutiva de esta agrupación no terminan su labor ahí y ahora, como cualquier estructura política, desean levantar candidatos a diputados y senadores, Cores y hasta han creado una suerte de ansiedad en algunos que no desean al candidato que ganó las primarias de Apruebo Dignidad y esperan que se levante desde La Lista del Pueblo un candidato presidencial. En otras palabras, a los ‘instrumentales’ ya solo les falta juntar las firmas y convertirse en un nuevo referente político… y de la independencia, las buenas peras.

El ego, el deseo de protagonismo, la intención de seguir fragmentando lo que está muy dividido y disperso —como es la izquierda hoy— no hacen más que ver a una Derecha entrando otra vez a La Moneda con el candidato Sichel; así, la Democracia Cristiana, si bien no tiene a uno de sus filas en La Moneda, posiblemente puede arrogarse parte de ese presidente por ser un ‘ex DC’.  Total, para este partido todas las micros son amarillas.

Destaco que los Convencionalistas de La Lista del Pueblo siguen votando en una misma línea, que varios —y no solo la señora Rossana Vidal— han presentado su renuncia a la estructura del conglomerado y siguen en la Convención Constitucional absolutamente como independientes.

Entonces hay un universo que se puede ir observando de diferentes lados; expongo desde mi rincón justamente eso, mi forma de observar, saber exponer puntos de vista, críticas y, por último, decirle a usted que me lee, que no se quede con el primero que le hace juego de luces; no se olvide que en tiempos de campaña salen muchos zorros vestidos con disfraces de oveja a atrapar ilusos. Lo que pase en los meses venideros estará entretenido, pero a la vez será un tiempo en donde debemos permanecer despiertos; ante ese panorama que se nos acerca, ya al menos habrá unos 7 precandidatos presidenciales más; posiblemente sea ese el número que esté en la papeleta de noviembre.

Ojalá que vayan pronto levantando sus programas de gobierno para saber a qué atenernos, para ver cómo su disfraz justamente en esos programas se desvanecen y sabemos quién es quién.

Por ahora nos queda estar al aguaite —como dice el huaso—, no vaya a ser cosa que estemos mirando para otro lado cuando alguno de estos nos picanee mal.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here