Inicio Sin categoría Después del debate

Después del debate

0
Después del debate

PARA LA IZQUIERDA, lo que fue el debate de los cuatro candidatos de la Derecha no fue un debate de alturas ni serio; es más, fue para muchos solo un show más para llenar un espacio televisivo, y lo que más se advirtió en dicho evento fue que los periodistas fueron condescendientes con los candidatos y nunca preguntaron temas como la violación sistemática de los DDHH por parte del Gobierno en donde 3 de los 4 debatientes fueron parte (el restante, Joaquín Lavín, lo fue en el primer gobierno de Sebastián Piñera). Pero, si nos vamos a la Derecha, encontraremos que la crítica es muy similar a la hora de analizar el debate de la Izquierda entre Daniel Jadue y Gabriel Boric, y que además leo y escucho que los periodistas son muy débiles a la hora de preguntar e incluso se les nota a estos su clara tendencia hacia la Izquierda. Entonces, para resumir el panorama, el problema en cierta manera no serían los debatientes sino los periodistas: para unos, condescendientes; para otros, débiles o ‘de Izquierda’.

Lo claro es que para las primarias presidenciales que se realizarán en las próximas semanas se inscribieron 6 candidatos que competirán por dos bloques: uno por la izquierda ‘Apruebo dignidad’, acá la Derecha se descontrola y le teme, sin duda hará lo imposible que uno de los dos que van a la primaria no logre convertirse en Presidente de Chile.

Los 4 jinetes del Apocalipsis que van por la Derecha —cualquiera que salga— la tendrá jodida, porque vienen saliendo de unas muy malas elecciones municipales, de una elección para la Convención Constitucional en donde no solo les fue mal, sino que no lograron su cometido de alcanzar el tercio para convertirse en escollo; pero, bueno, no les resultó; y, como remache, en las elecciones para Gobernadores Regionales solo obtuvieron uno elegido de su sector. Así que la tendencia se marca hacia la Izquierda de quien pueda llegar a convertirse en el nuevo Presidente de la República, además será quien firme la Nueva Constitución… la cual seguramente tendrá una campaña, en el mes donde se tenga que volver a las urnas, para aprobarla o rechazarla; y la Derecha gastará los últimos cartuchos para que otra vez su opción del #Rechazo tenga alguna respuesta ciudadana. Como ven, aún hay mucho paño que cortar, así que por ahora me centraré en esto que se nos avecina, que es la Presidencial en etapa de Primarias.

Realizadas las Primarias se pondrá bastante interesante el panorama electoral,  ya teniendo al menos dos representantes de las fuerzas que han marcado una tendencia; de seguro aparecerá la carta que esperan algunos ansiosos y que será el aterrizaje de doña Yasna Provoste, la cual puede que se mida en una primaria con Paula Narváez, donde es del todo posible que la Presidenta del Senado logre aventajar y sea la tercera carta que entre al ruedo presidencial de noviembre, sumándose otros que revolotean con la tentativa de ir en la papeleta y que serán opciones en menor escala, pero necesarios siempre, para que esto tenga más divertimento para los asistentes al nuevo ruedo —o ruido— que se está generando.

WhatsApp-Image-2021-06-27-at-21
El Mercurio, semanas antes del Plebiscito de octubre de 2020, publicó una encuesta donde la opción #Rechazo empataba a la opción #Apruebo. Terminó ganando esta última opción con casi un 80% de los votos. En estos últimos días, publicó la ‘encuesta Cadem’, la que es una estafa. En ella, aparecen Yasna Provoste y Joaquín Lavín como ganadores ante Daniel Jadue. El Mercurio miente, y lo hace impunemente.

Cuando logramos entender y abriendo los resultados de las últimas elecciones, es muy probable que tengamos una segunda vuelta presidencial en la cual se midan dos fuerzas de Izquierda, porque —seamos honestos— los  cuatro representantes de la derecha, como alternativas, no logran hacer uno bueno: son de lo más mediocre que pueden levantar y eso no quiere decir que haga fácil el panorama para los demás competidores, pero sí no complica demostrar lo que representan y en qué estado de descomposición se encuentra el lado en el que están abanderándose.

El niño de los tatuajes no es alguien que logre aventurarse mucho en un discurso de peso; tiene, además, que explicar bastantes cosas de sus malos manejos en el BancoEstado y, bueno, su paso por la CORFO no ha sido del todo satisfactorio; pero más allá de aquellos antecedentes, la fabricación de su discurso convence a un Chile que hoy sí está atento de quién es cada uno de los que entran en esta contienda electoral.

Luego, tenemos al defensor de una de las instituciones más siniestras y desde ahí poco se puede acotar. Es muy mala su forma de posicionarse cercano a la gente, sobre todo cuando como ministro de un gobierno a la deriva él fue parte del problema y difícil que por salirse de ese gobierno hoy pueda convertirse en parte de la solución. Otro que poco convence o no convence es el exministro de Piñera, que tiene una Parada muy poco creíble, menos cuando se lo veía aplaudiendo un IFE de 65 lucas y que su medida de un pan de élite es de 10 mil pesos el kilo.

En serio, los candidatos dan bastante vergüenza, y dejo para el final al eterno candidato, ese que va en su tercer intento y correrá la misma suerte de Keiko Fujimori del Perú; ni aunque tenga una empresa de publicistas pro y que sepan sacar provecho de sus discursos básicos como el llamadito de teléfono para evitar el consumo de marihuana, estamos claros que como alcalde puede tener buena chequera y ser cosista; pero si nos recordamos, a este cosista en la municipalidad de Santiago le fue de horror: si no me creen, pregúntenle a su sucesor Raúl Alcaíno y la herencia de jodas de las que tuvo que hacerse cargo tras recibir ese municipio. Por eso, no me cuesta hacer la sentencia de decir que de los cuatro no hacemos uno.

Entonces, si me preguntan donde se pone bueno todo, es en el terreno de que, al final, la eventual segunda vuelta se defina entre dos sectores de izquierda: uno encabezado por Provnaez (Provoste o Narváez) y Jadbor (Jadue o Boric).

En política todo es voluble —lo dije y lo repetiré— y todo es posible, desde la desesperación de la Derecha que termina convocando a votar por quien vaya a la Segunda Vuelta Presidencial en representación de la ex Concerta y ver a los socialistas —y no los Sociolistos— pidiendo votar por el abanderado de la Izquierda del Apruebo Dignidad.

Como se puede observar, el panorama se pone entretenido, y bueno, estaremos también atentos a cuando comiencen las campañas de terror que ya se avecinan. Solo les pediré a los que van por la Derecha que ya el tema de comerse las guaguas es muy añejo y que el Chilezuela o convertir Chile en una Cuba ya fue y no les resultó; así que, a los creativos —si es que los tienen— es el momento de inventar nuevas patrañas, ya que con todo lo anterior no convencen y no es el Chile de los 70 el que se puede volver a vivir: las condiciones históricas son muy distintas, el Chile actual es muy diferente y está bastante despierto y empoderado.

Continuará…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here