Inicio Sin categoría Liberar a lxs Presxs Políticxs de la Revuelta

Liberar a lxs Presxs Políticxs de la Revuelta

0
Liberar a lxs Presxs Políticxs de la Revuelta

DURANTE LA REVUELTA SOCIAL muchos salimos a manifestarnos de diferentes formas y modos, toda manifestación es una forma de expresar un descontento o algarabía sobre tales o cuales acontecimientos. Nos manifestamos por triunfos en el fútbol, por las fiestas patrias, por carnavales y muchas otras acciones que nos dan la posibilidad de juntarnos en masa y festejar; pero, de esta misma forma, nos congregamos para expresar insatisfacción por algo que nos parece injusto, inapropiado, desigual o que nos afecta en dignidad y coarta nuestra libertad.

El derecho a la libre manifestación debe estar siempre consagrado en las libertades colectivas de expresión, y si es para generar una suerte de descontento, es ridículo que se tenga que pedir permiso, mucho menos a la autoridad a la cual le vamos a realizar un evento en donde queremos decirle que su actuar no es el apropiado; de este modo, queda claro por qué la autoridad se empeña tanto en buscar a alguien que se haga responsable del acto de manifestarse, ya que si esta se excede —o la autoridad así lo siente— podrá y tendrá a quien echar mano y culpar.

En la Revuelta Social del pasado octubre del 2019, las autoridades de gobierno insistían en que nuestros actos de manifestación no habían sido autorizados y, por esta razón, reprimían violentamente a lxs manifestantes. El tema está en que se excedieron bastante y esto llevó a sumar, durante un periodo determinado de tiempo, muertos, más de 400 cercenados con daños oculares permanentes producto de impactos frontales de lacrimógenas y balines de metal y, además una serie de detenciones arbitrarias que llegaron a sumar una cifra superior a las 5000; de estos, una buena parte fueron puestos en libertad después de comprobar domicilio, pero a más de mil se les mantuvo en prisión preventiva acusados de desmanes y maltrato de obra a Carabineros y además del famoso desborde del orden público; y es que a la autoridad le encanta este término y lo usa tal como los de la derecha usan esa muletilla de tratar a los que no piensan como ellos de ‘resentidos’: eso me da risa, cada vez que alguien se queda sin argumentos terminan lanzando el mote de ‘resentido’ o ‘comunista’. En fin, el tema es que aún permanecen presxs políticxs encarceladxs, y sabemos que hay un número considerable que han sido puestos en libertad por falta de méritos y, lo que es peor, por haber sido producto de montajes prefabricados ya sea por Carabineros o por alguna mano siniestra que partió recibiendo orden del Segundo Piso de La Moneda.

WhatsApp-Image-2021-07-11-at-21.58

Mientras escribo esta columna me entero que fue asesinado un nuevo weichafe: Pablo Marchant; así, el Estado asesina en el WallMapu con toda impunidad y justifica sus crímenes diciendo que los comuneros atentan contra propiedades de la Forestal Mininco: siempre la justificación del criminal amparado en el Estado será culpar a las víctimas y, con eso, exculpar a los victimarios, temática propia de gobiernos que no respetan su propio orden institucional y terminan pasándose por buena parte los derechos humanos; gobiernos que sí salen a defender al mundo con desfachatez e hipocresía, como es el caso del gobierno de Sebastián Piñera que concurrió a Cúcuta —en un lejano febrero de 2019— para justamente hacer gárgaras con la libertad y la democracia. Meses más tarde, sometió al Pueblo —al wingka y al Mapuche— con un equipo de enajenados que fueron adiestrados en Colombia para enfrentar a una supuesta ‘guerrilla’ que se había instalado en la Araucanía; no bastando con aquello, arman en su discursos —partidarios del gobierno como Sutil— que los lonkos están siendo pagados por el narcotráfico. Con todo esto, la campaña es de desprestigiar, debilitar y fabricar una arenga que luego los pánfilos de siempre repitan como loros en RRSS. Cuando un gobierno pierde el rumbo todo es posible, desde generar este tipo de actos tan deleznables y luego salir a justificarlos, hasta desconocer a lxs Presxs Políticxs de la Revuelta.

WhatsApp Image 2021-07-11 at 22.00.56
Sebastián Piñera en su estadía en Cúcuta, propiciando un golpe de estado en Venezuela. Fue una de las acciones realizadas con el objetivo de demostrar el ‘liderazgo’ en la región del presidente de Chile.

Escucho a parlamentarios de Derecha y de la ex Concertación advirtiendo que ‘no hay tales presos’ y que ‘solo son gente que estuvo en saqueos y creando un clima de desorden o caos’; pero cuando uno escarba un poco en esta materia se encuentra con que todos los saqueadores y lumpen detenidos, en su momento, fueron procesados y ya cumplieron sus respectivas condenas, por el solo hecho de optar al juicio abreviado, mas los que aún se mantienen privados de libertad son manifestantes que no quisieron el juicio abreviado y mucho menos declararse culpables de lo que no hicieron. Este tipo de tácticas son comunes, ya sea por los policías o por la Fiscalía, el buscar culpables y si no aparecen ofrecer que se auto inculpen los detenidos: así se zanja un problema de seguir investigando, los montajes se desvanecen en medio de esta lógica y todos los discursos previos emitidos por el ejecutivo del ‘enemigo peligroso’ se refuerzan y, con ello, se justifica su accionar frente a los aberrantes actos de represión.

No olvidemos que estas tácticas son conocidas y fueron usadas, no una, sino muchas veces por los agentes del Estado en tiempos de dictadura, las que de alguna manera hoy se siguen utilizando con el fin de embolinar a la opinión pública, convertirse en parte y dejar establecido que el Estado de derecho existe y no está siendo obviado en esta situación.

Lxs Presxs Políticxs de la Revuelta deben ser amnistiados, y es por esta razón que la Convención Constitucional lo sugiere en una carta que fue elaborada y votada por mayoría de sus componentes, el pasado jueves 8 de Julio, con el fin de asentar un precedente que es decirle a los tres poderes del Estado que, en esta materia, están al debe; que poco o nada han hecho y que sólo les importó salvar el pellejo del presidente que, en su momento, los miles de manifestantes pedíamos su salida del poder. No olvidemos nunca que este fue el gran grito de la calle después que Piñera declaró la guerra al pueblo de Chile: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie, que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite…”, aunque queda claro, después de aquello, y pasado el tiempo, cómo va a estar liberando a los ‘delincuentes que usaron la violencia’: mejor mantenerse en el discurso del tozudo, que dar un paso al lado y hacer un gesto de grandeza. Aunque pedirle grandeza a este pobre humano es muy difícil, y es entendible, ya que es tan pobre que no logrará nunca vivir en paz y, por mucha riqueza material que tenga acumulada, la historia de Chile lo recordará como uno de los más funestos canallas que ocuparon el sillón presidencial.

Exigir con mayor fuerza y claridad la libertad de lxs Presxs Políticxs de la Revuelta es urgente y no un capricho, es de justicia y no de un accionar antojadizo, es de ver la patria grande y no el espacio pequeño donde pululan los políticos que la gente despreció por ser incapaces de jugárselas por su pueblo y por los que dieron hasta la vida por el proceso que ya hace unos días se inició y nos llevará a darle vida a una nueva Constitución Política de la República; donde los que sobran, esos que se debieron ir, no serán parte, porque ellos decidieron ponerse al margen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here