Inicio Sin categoría Una mujer mapuche preside la Convención Constitucional

Una mujer mapuche preside la Convención Constitucional

0
Una mujer mapuche preside la Convención Constitucional
Santiago, 4 de julio de 2021. Se realiza la sesion inaugural de la Convencion Constituyente, compuesta por 155 integrantes. En la convocatoria, se elege a un presidente y un vicepresidente. Javier Salvo/Aton Chile

PARA UNA GRAN MAYORÍA de chilenas y chilenos en este 4 de julio quedará el recuerdo de que se instaló la Convención Constitucional, la que inicia el proceso de comenzar a escribir una nueva Constitución; de esta forma, la que nos rige en este momento quedará perdida en el recuerdo y solo nos servirá para la memoria de que durante 40 años estuvimos regidos por una constitución espuria y fraudulenta, donde los que administraron el poder —y se acostumbraron al usufructo de este— no hicieron más que maquillar esta carta fundamental y poco o nada realizaron para tirarla al tacho de la basura, donde debió siempre estar.

Un 18 de Octubre de 2019 Chile se levantó, despertó y fueron muchas las personas que contribuyeron en la lucha para llegar al inicio de este proceso; cómo no recordar —y homenajear— a lxs más de 400 mutiladxs por parte de la represión del funesto gobierno de Sebastián Piñera; otros, que ofrecieron sus ojos para que el pueblo pudiese ver lo que se invisibilizó por décadas en nombre de la democracia tutelada y la libertad; y varios quedarán incrustados en esta Constitución, ya que ofrecieron sus vidas en medio del proceso, siempre presentes y nunca olvidados.

Hoy, no podía ser distinto a lo que significó este proceso y cuando se marchaba en las primeras horas de esta mañana para acompañar a los convencionalistas al ex Congreso Nacional, una vez más la represión se hizo presente.

Lo que no tuvieron en cuenta los del furibundo gobierno, fue que un grupo mayoritario de convencionalistas pidieron el ‘basta a la represión’, en tono claro y enérgico, lo que llevó en dos oportunidades a suspender el inicio del acto de institución, exigiendo acciones a la Secretaria Relatora del Tribunal Calificador de Elecciones, doña Carmen Gloria Valladares, a que dicha medida no se reanudaría hasta que se detuviese la represión en la calle.

Fue un momento sublime, único; los convencionalistas hicieron uso de su derecho y lo que jamás vimos que el Congreso hiciera en su momento, hoy este grupo lo logró. Claramente queda demostrado que el desgobierno y el Congreso son un lastre que debiesen haberse ido hace bastante tiempo: son quienes representan a nadie y solo han jugado una suerte de silla musical, en donde por tres décadas jugaron con el poder y se sentaron en el pueblo, manoseándolo y llevándole a los estados que fuimos testigos y fue tanto llevar el cántaro al agua que, al final, se quebró.

Pensaron que recuperando la democracia de las manos de una sangrienta dictadura el tema estaba zanjado y se haría lo que se pudiera en la medida de lo posible, con sus de acuerdos de consenso y buscando el famoso ‘término a la Transición’ nos mantuvieron sometidos; el modelo económico terminaron por consolidarlo y los menos se hicieron dueños de todo y los muchos pasaron a convertirse en los corderos de los menos, aceptando sus dádivas y también escuchando sus insultos a través de los medios tradicionales, los cuales fueron el parlante para hacerse oír. No olvidemos que durante esa fría mañana de domingo aún en algunos canales entrevistaban a los de siempre, esos que solo han sembrado odio y vomitado atrocidades, como la propia Teresa Marinovic, quien no hace muchos meses atrás hacia mofas de un joven arrojado por Carabineros desde el puente Pio Nono al lecho del rio Mapocho y preguntaba en forma de burla ‘si este joven habría ya aprendido a nadar’. Cuántas veces insolencias como esas escuchamos en estos muchos años: desde reírse de nuestros detenidos desaparecidos, hasta motejarnos a todos de comunachos por el solo hecho de no pensar como ellos, de pedir un Chile más justo y solidario, de exigir que los derechos sociales fuesen para todos y no solo para los privilegiados del establishment.

Hoy vivimos un nuevo Chile y este que está despierto debe luchar contra el lastre del oficialismo que esta furioso; se nota en sus discursos, en sus rostros de amargura, en sus funestas acotaciones, en ese querer arrogarse lo que el pueblo según ellos desea y quiere, entendiendo que hablan de un pueblo imaginario o solo del pueblito llamado Las Condes donde está la cuna de los infelices que bien definió en su momento la presidenta del Colegio Médico, doña Izkia Siches.

Son otros tiempos que nos llevarán a otro Chile; no pensemos en el miedo, que ese será el que pretenderán generar las campañas que se avecinan, la campaña del terror que ya no viene disfrazada con el Chilezuela o la Cuba del Sur del Mundo; tampoco podrán amenazarnos con las filas de la Unidad Popular, porque ahora con el Covid-19 eso es casi una broma de mal gusto, ni mucho menos inventar un Plan Z; pero que tratarán de imponer un miedo lleno de mentiras, propias de quienes pierden el poder y se intentan aferrar a sus inventos con todas las garras, que a costa de todo puedan convencer a los ilusos para que sigan sus jugarretas peligrosas.

Esta Convención Constitucional no está lejos de ser boicoteada y cuando tengamos que ir al Plebiscito de salida tratarán de usar diferentes subterfugios para que su mentado #Rechazo se imponga; ya usaron de todo y no les resultó: si seguimos despiertos, de seguro que no les serán útiles ningunas de sus pedorras campañas. Pero hay que estar vigilantes, alertas y no dormirse.

WhatsApp Image 2021-07-04 at 18.52.02
La Presidenta de la Convención Constitucional, Dra. Elisa Loncon

Hoy, un Chile distinto se alza, en donde una convención constituyente es presidida por una mujer Mapuche, la Dra. Elisa Loncon; profesora de inglés de la Universidad de La Frontera, posee estudios de posgrado en el Instituto Internacional de Estudios Sociales de La Haya, la Universidad Autónoma Metropolitana, Iztapalapa, un doctorado en humanidades por la Universidad de Leiden y un doctorado en Literatura de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Esta Mujer Mapuche —electa por 96 votos— instala a Chile en un escenario diferente donde el respeto a la diversidad y la valoración a nuestros pueblos originarios quedan manifestados en este acto solemne. Para completar esta mesa en la paridad, se instala como vicepresidente al Abogado Jaime Bassa del Frente Amplio.

Cianuro_convencion1
El Vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa

Con lo anterior, y pensando en las muchas negativas que se dieron en el transcurso de décadas, hoy se sabe que no eran más que excusas, absurdos de quien jugó con el poder y se encaprichó con este para sus beneficio propio.

Espero y confío en que los 155 Convencionistas —en lo posible— todos tengan un real compromiso con Chile, con el destino que deseamos trazar para los próximos 50 años; que nuestro ego no nos emborrache y nuestros intereses personales no estén por sobre lo colectivo; que, cuando decimos que deseamos hacer una nueva Constitución con la gente y no dentro de cuatro paredes, sea un compromiso veraz y no solo parte de un discurso añejo y repetido: no olvidemos que eso es lo que más distanció al pueblo de la casta política, que llegó a conformar una elite de semidioses que se instalaron en un olimpo distante y muy pocas veces bajaron a atender los reales problemas de la gente.

Éxito, pues y a reescribir nuestra historia. El presente es lo que nos permite —con la mirada de este pasado próximo— poder escribir el futuro que anhelamos para este Chile justo, digno y solidario.

¡¡He dicho, compañeros…!!

Continuará

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here