La lluvia ha estado muy brava, intensamente agrietante.
Es como si quisiera lavar cada una de las heridas que esta tierra tiene.
Lavar incluso aquellas que son se ven por fuera, pero que están allí y duelen aquí.

La lluvia ha estado muy brava y estas en el corazón de la Wallmapu.
La lluvia allí es indómita y son siglos de llanto, que no callaran muerte alguna.

La lluvia ha estado muy brava.

La lluvia desborda ríos que cuelgan desde el cordón umbilical de Nahuelbuta.
Cordón que atrapa a la vida y a la muerte.
La lluvia sigue brava.

Llueve desde arriba y desde adentro.
La tierra transpira en invierno gestando surcos, tierra y mar se besan.
Labios que duelen en cada lucha, en cada reivindicación.
Se juntan, se mezclan…resisten.

Llueve desde abajo y desde afuera.
La tierra es un sueño húmedo y el mar es una realidad embrionaria.

Deja una respuesta

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí